HISTORIA DE REIKI(1)

HISTORIA VERDADERA DE REIKI


LA HISTORIA DE SU INTRODUCCION EN OCCIDENTE

La necesidad de la Sra Takata de introducir Reiki en Occidente y no encontrarse con problemas por la creciente aversión hacia lo japonés en su país (EEUU) debido a" la Gran Guerra," hizo que modificara sustancialmente la historia de Mikao  Usui.
Sin embargo, en Japón, donde reposan los restos de Mikao Usui podemos ver unas inscripciones donde se relatan las experiencias reales de éste y la Historia de Reiki en Japón. El reconocido Maestro de reiki y autor de varios libros, Johnny de Carli pasó varios meses en Japón, donde tuvo la oportunidad  de aprender y estudiar de primera mano todo el legado de Mikao Usui.
 

No obstante, relato a continuación la historia que nos ha sido transmitida sobre el redescubrimiento de Reiki tal y como nos llegó de la sra Takata.(Al fin y al cabo, si no hubiera sido por este "enmascaramiento" de la verdad, quiza Reiki ahora no lo conoceríamos en occidente)
 

"Mikao Usui era director de un seminario cristiano en Kyoto, Japón. Un día, uno de sus discípulos preguntó porqué nunca había oído algo acerca de los métodos de sanación utilizados por Jesucristo y si Mikao Usui podría realizar tales sanaciones para ellos. Dado que no le resultó posible  contestar estas preguntas. Mikao Usui decidió renunciar a su cargo y estudiar Cristianismo en un país cristiano hasta encontrar las respuestas. Su viaje lo llevó a Estados Unidos, donde asistió a la Universidad de Chicago y se graduó como Doctor en Teología. Si embargo, no conseguía encontrar respuestas satisfactorias en las escrituras cristianas , y al no haberlas hallado tampoco en las escrituras chinas, viajó al norte de la India, donde se enfrascó el estudio de los textos sagrados.
 

Mikao Usui, no solo dominaba el japonés, el chino y el inglés, sino también el sanscrito. Tiempo después regresó al Japón, donde descubrió algunos símbolos y fórmulas sánscritas en viejos sutras budistas que parecían contener las respuestas a sus interrogantes. En esos días vivía en un monasterio de Kyoto y, después de haber debatido con su abad, se dirigió a la montaña sagrada de Kurama o Kory- Yama, situada a unos veinticinco kilómetros de distancia. Allí intentó ayunar y meditar en soledad durante 21 días, con la esperanza de establecer contacto con el nivel de consciencia  de los signos sánscritos que había anotado, para determinar la verdad de sus contenidos. Al llegar a la montaña, colocó frente a él 21 pequeñas piedras y como una especie de calendario arrojaba una con el paso de cadaldía. Durante este periodo, leía los sutras, cantaba y meditaba. No sucedió nada singular hasta el amanecer del último día.
 

Estaba todavía bastante oscuro cuando vió una luz intensa que se dirigía hacia él a gran velocidad. Se volvió más y más grande hasta que finalmente lo impactó en el medio de la frente. MIKAO USUI pensó que iba a morir cuando de pronto vió millones de pequeñas burbujas azules ,lilas, rosadas y de todos los colores del arco iris. Apareció una inmensa luz blanca y delante de él vió los conocidos símbolos sánscritos que brillaban con destellos dorados y dijo "Sí lo recuerdo". Este fue el nacimiento del Sistema USUI DE REIKI.
 

Cuándo regresó a un estado normal de consciencia, el sol estaba alto en el cielo. Se sintió lleno de fuerza y energía y comenzó a descender de la montaña. En el apuro, sin embargo, se lastimó  un pié. Lo tomó entre sus manos durante algunos minutos, la sangre se detuvo y el dolor desapareció. Ese fue el primer milagro. Dado que tenía hambre, se detuvo en una posada del camino y pidió un gran desayuno japonés.
 

El posadero le aconsejó no ingerir tanta comida después de un ayuno tan prolongado, pero Usui pudo comer todo sin la menor consecuencia. Ese fue el segundo milagro. La nieta del posadero padecía  un intenso dolor de muelas que sufría desde hacía días. MIKAO USUI aplicó sus manos sobre el rostro hinchado y de inmediato se sintió mejor. Corrió hacia su abueloy le dijo que ese no era un monje común. Esa sanación fue el tercer milagro del día.
 

MIKAO USUI regresó a su monasterio, pero después de unos días decidió partir hacia la ciudad de los mendigos en el suburbio miserable de Kyoto, para tratar a los menesterosos y ayudarlos a tener una vida mejor.
 
 

Permaneció siete años en ese lugar, tratando muchas enfermedades. No obstante, un día advirtió que no cesaban de regresar los mismos rostros conocidos. Cuándo les preguntó que porque no habían iniciado una nueva vida., le contestaron que trabajar resultaba algo problemático y que era mejor seguir mendigando,
Usuí se sintió tremendamente apenado y lloró.
 

Reconoció que en sus sanaciones había olvidado algo de inmensa importancia, enseñarles gratitud a los medigos.
 

En aquel momento comprendió que el esfuerzo realizado no sirvió para nada y que aquellas personas no habían aprendido nada respecto a la responsabilidad y a la gratitud.  La importancia del intercambio de energía se hizo patente para él: Las personas necesitaban devolver aquello que habían recibido o la vida carecería de valor para ellos.
Fue cuando el DR. Usui estableció los cinco principios (ver más adelante), dejó el trabajo con los mendigos y decidió enseñar a quienes desearan conocer más. Enseñaba a sus discípulos cómo curarse a sí mosmos y les mostraba los principios del Reiki, para ayudarles a alcanzar la armonía de los cuerpos fisico, emocional, mental, espiritual.
 

Fue condecorado por el emperador del Japón por sus curaciones y enseñanzas practicadas con ideales amorosos. Antes de fallecer, el 9 de marzo del 1926, otorgó el maestrazgo del conocimiento de reiki a 16 personas, destacando  a CHUJIRO HAYASHI como su sucesor, entregándole toda la responsabilidad de transmitir y  mantener intacta la tradición.
 

Usui falleció el 9 de marzo del 1926 , su tumba se encuentra en  el templo Saihoji de  Toquio. Los Maestros de Usui a su muerte , hicieron una placa conmemortaiva, en su tumba explicando la historia de Usui y del Reiki.
 
 

           1          2         3        4


Reiki-apuesta-por-la-vida.com. Todos los derechos reservados